Transporte de mercancías peligrosas

Si trabajas en el ámbito industrial, eres proveedor o fabricante, y tienes que realizar envíos tanto a otras empresas como a particulares es importante que sepas que a la hora de enviar ciertas mercancías tienes que tener en cuenta una serie de normativas y procedimientos para su transporte..

Un poco de historia acerca del transporte de mercancías

A la hora de decidir el transporte de mercancías es de vital importancia que, si éstas corresponden a alguna de las clasificadas como “peligrosas”, estés plenamente informado de la existencia de una serie de protocolos y de especificaciones que aseguren que su traslado no derive en cualquier tipo de problemática que afecte a las personas o al entorno.

Transporte de mercancías peligrosas.El Acuerdo Europeo sobre el transporte internacional de cargas peligrosas por vía terrestre (o ADR por sus siglas en inglés European Agreement concerning the International Carriage of Dangerous Goods by Road) es el tratado mediante el cual se establecen estas directrices y fue firmado en Septiembre del 1957 por varios países de la Unión Europea, aunque se va actualizando periódicamente; en él se especifica  cómo llevar a cabo estos procedimientos para no poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos, no perjudicar al medio ambiente y que puedan desempeñarse con total efectividad. Fue realizado conforme las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas y España se adhirió a él en 1972. Actualmente, a este acuerdo también se han sumado países asiáticos y del norte de África.

 

Por esta razón, las agencias cuya actividad se centra en procedimientos como éste han de estar al día e informados sobre las legislaciones y procesos operativos más recientes, asegurando su total cumplimiento y aceptando la responsabilidad que conlleva. Hay que tener en cuenta que estas agencias no sólo desempeñan el transporte sino que también manipulan y realizan el embalaje e incluso su almacenamiento.

Medidas a adoptar para el transporte de mercancías peligrosas

Asegurar que no haya ningún tipo de riesgo es, por tanto, algo que debe cerciorarse a lo largo de todo el proceso hasta que el producto llega finalmente a su destino. Para ello, hay medidas tales como la debida formación de los trabajadores que forman parte del proceso así como la correcta contención de los productos en embalajes y depósitos aptos para su transporte son necesarias cuando se trata de mercancías de este calibre.

También es imprescindible que los camiones encargados de contener dichos materiales sigan la reglamentación oficial, y más teniendo en cuenta que la legislación directamente asociada a este tipo de transportes va cambiando de forma regular. Por eso, Organismos de Control Autorizado  tienen que pasar periódicamente controles especiales e inspecciones anuales a estos vehículos para renovar los certificados ADR.

Tipos de mercancías peligrosas

Son muchos los tipos de mercancías que pueden considerarse como potencialmente peligrosas; por esta razón, es necesario saber cuáles son y, en caso que alguno de ellos se integre en la clases consideradas como tal, iniciar el procedimiento adecuado. Podemos incluir en esta categoría los gases, los líquidos inflamables, las materias sólidas inflamables, autorreactivas y desensibilizadas sólidas, aquellas que pueden experimentar una inflamación espontánea o las que, en contacto con el agua, desprenden gases inflamables. También consideramos como tales las materias comburentes, tóxicas, infecciosas, corrosivas, radiactivos, los de peligrosidad diversa y los peróxidos orgánicos. Todas estas mercancías peligrosas están clasificadas en diez grandes grupos atendiendo a sus características químicas y a su grado de peligrosidad.

En conclusión, si los productos que tienes que transportar se corresponden a alguno de los arriba indicados, es importante que contactes con una agencia de transportes ADR; sin duda esa es la mejor forma de asegurar un transporte correcto y eficiente de las mercancías, así como ganar en tranquilidad sabiendo que tus productos están en buenas manos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *